La mejor manera de protegerse y proteger
a sus seres queridos del sarampión,
es vacunándose a tiempo.


¿Por qué es muy importante conocerla?

Es una enfermedad eruptiva viral muy contagiosa. Hasta el 2002 fue responsable de más de dos millones de muertes anuales a nivel mundial, lo que se pudo controlar y casi erradicar gracias a que se logró introducir masivamente la vacuna contra el sarampión, lográndose la disminución de la incidencia de la enfermedad hasta en un 70% entre el 2000 y el 2015.

Epidemiología del sarampión

Enfermedad viral que se transmite por vía aérea, mediante las microgotitas de saliva que elimina un infectado, las mismas que pueden permanecer hasta dos horas después de que quedaron suspendidas en el medio ambiente donde estuvo la persona infectada.

El tiempo de incubación es de 7 a 21 días desde el momento de contacto con el virus hasta el inicio de signos y síntomas.

El periodo de contagio se da desde 4 días antes y 4 días después de la aparición del exantema, la alta contagiosidad del virus del sarampión y el mecanismo de contagio hacen que la diseminación del virus sea muy rápida en poblaciones no vacunadas con el esquema de vacunación completo (con dos dosis se logra la protección al 97%), sin embargo al ser el hombre el único reservorio del virus, esta característica hace que el virus sea erradicable, pero para lograrlo se requiere que el 95% de la población en general haya recibido dos dosis de la vacuna contra sarampión.